Hoy vamos a hablar de la razón número 3 por la cual los seres humanos fracasamos: es que “SOMOS ALTAMENTE INCONSISTENTES”.

Alguna vez escuché la definición de Carácter: “Mantenerte haciendo consistentemente lo que te propusiste hacer, aun y cuando el entusiasmo que tenías cuando te lo propusiste ya pasó”. 

La inconsistencia es uno de los grandes problemas que tenemos los seres humanos, cuando tenemos un plan agendado fallamos en nuestros planes, no importa cuanto hayamos planeado lo que queremos hacer, siempre habrá algo que te interrumpa y te distraiga de tus objetivos.

Ser consistentes nos garantiza tener buenos resultados en todo lo que nos proponemos, nos asegura el desenlace perfecto.

Lamentablemente la mayoría carecemos de esta herramienta, Simplemente porque ser disciplinado es incómodo: Significa que hay que hacer algo que, en ese momento, no queremos hacer y esperar una recompensa que aún no podemos ver. Además, nos obliga a dominar nuestros impulsos y urgencias (lo que es tremendamente difícil).

Por es una vez más concluimos que necesitamos SISTEMAS Y ESTRUCTURAS para eliminar la necesidad de la DISCIPLINA, de nuevo piensa en la cantidad de niños que van a la escuela todos los días sin fallar, aun y cuando la gran mayoría preferiría quedarse en casa. Piensa en todos los deportistas de alto rendimiento que van todos los días al gimnasio. En todos ellos la razón por la que disciplinadamente hacen lo que hacen es porque están dentro de una estructura que los fuerza a hacer incluso lo que no quieren hacer.

Entendiendo este concepto, ¿que estructuras podrías crear para lograr hacer lo que te propusiste hacer que no has podido lograr por falta de disciplina?

Toma un papel y un lápiz y comienza a escribir todas las ideas para crear esas nuevas estructuras.

SUSCRIPCIÓN

AL BOLETÍN